Si has hecho recientemente una reforma en tu casa sabrás a ciencia cierta lo que te vamos a contar. La cantidad de polvo fino y penetrante por todas las zonas, habitaciones, armarios, bolsas de ropa, cajas o incluso polvo y viruta adherida a las paredes, rodapiés, radiadores, ventanas, puertas, marcos, etc. Y por mucho empeño que le pongas o veces que lo limpies parece que no terminas nunca porque sigue habiendo polvo.

Publicado en BLOG