Limpieza de la comunidad de vecinos

A todos nos gusta vivir en una comunidad de vecinos limpia, impoluta y en perfectas condiciones, la realidad es así, puede que de puertas para dentro no tengamos la casa muy allá pero oye, la comunidad tiene que mostrar la mejor de sus caras.

Para esto es necesario contar con un servicio de limpieza y un conserje que se encargue de supervisar todas las tareas, pero también es importante que todos los vecinos estén concienciados en mantener su lugar de residencia lo mejor posible.

Este dato es importante porque no cuidar las instalaciones comunes puede generar confrontaciones entre los vecinos.

Las acciones para mantener limpia la comunidad son diferentes dependiendo de las zonas comunes que tenga el inmueble; no todas las comunidades necesitan limpiarse con la misma periodicidad, productos o máquinas.

¿Con qué frecuencia se deben realizar las tareas para mantener limpia la comunidad?

Casi todo el mantenimiento de limpieza debe realizarse diariamente pero hay otras tareas que no necesitan hacerse tan asiduamente. Aquí os explicamos, de forma genérica, cómo suelen organizarse las tareas aunque como os hemos comentado antes, cada comunidad es distinta al resto y el planing de tareas puede variar.

1. Todos los días

  • Limpiar suelos: barrer y fregar las zonas de más tránsito.
  • Limpiar el polvo y desinfectar los pasamanos y buzones postales.
  • Limpiar las puerta del portal

2. Una vez a la semana

  • Quitar el polvo de objetos secundarios: extintores, plantas u objetos decorativos del portal y los rellanos.
  • Vacío de papeleras.
  • Desinfección de ascensores: suelo, cristales, botones, railes, puerta interior y exterior.

3. Una vez al mes

Los lugares de menos tránsito suelen limpiarse con menos frecuencia.

  • Limpieza de patios, cuarto de contadores, cuarto de la basura.
  • Repasar los cristales de toda la comunidad, ventanas de las escaleras o puertas de cristal.
  • Limpieza de garajes.

¿Por qué es beneficioso disfrutar de una comunidad limpia?

A todos nos gusta vivir en un barrio tranquilo, limpio y que nuestra comunidad también lo refleje. Si la gestión de limpieza en la comunidad se lleva acabo perfectamente y todos los vecinos siguen una serie de pautas se puede disfrutar de los beneficios de vivir en una comunidad limpia y saludable.

  • Esto mejora el aspecto del inmueble.
  • Revaloriza el edificio.
  • Demuestra que la convivencia entre los vecinos es buena y el ambiente respetuoso.
  • Ayuda a cuidar el medio ambiente.
  • Favorece la buena salud de los vecinos, porque una comunidad limpia es una comunidad sana.
  • Se evitan problemas graves como inundaciones o plagas que pueden causar daños en el edificio y su solución es muy costosa.

En Servimangenpe contamos con un gran equipo de profesionales especializado en todo tipo de limpieza, adaptados a cualquier lugar y situación. Consúltanos sin ningún tipo de compromiso.

Visto 1134 veces Modificado por última vez en Lunes, 30 Enero 2017 08:35
Valora este artículo
(3 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.