La importancia del mantenimiento de piscinas

mantenimiento de piscinas mantenimiento de piscinas

Se acercan los meses de calor, el buen tiempo y las ganas de piscina pero para llegar a esto último es necesario llevar a cabo un previo mantenimiento. El agua de las piscinas debe de estar desinfectada puesto que es altamente susceptible de desarrollar diversos microorganismos. Esto quiere decir que antes de la apertura de piscinas, en el caso de las comunidades de vecinos, se debe enviar a la Concejalía de Sanidad una analítica del agua para poder aceptar el baño en la misma. Esto es un protocolo de cumplimiento por las campañas informativas que han lanzado algunos ayuntamientos.

Este protocolo sirve para corregir cualquier alteración que sufra el agua y se encuentre fuera de los límites permitidos. Una vez aplicadas las correcciones, si las hubiera, se volvería a repetir el análisis para un último reconocimiento. Si todos los análisis se ajustan a la legislación, a mitad de la temporada de baño, el responsable, deberá remitir a Sanidad una segunda analítica.

En el caso de que las comunidades de vecinos tengan que contratar los servicios de una empresa de mantenimiento, ésta debe cumplir con:

  • Tareas de control del desinfectante cloro, pH y lectura de contadores diario
  • Mantenimiento de la calidad del agua (depuración, ausencia de algas, turbidez, etc.)
  • Cumplimiento de controles y análisis correspondientes
  • Higiene de la instalación (andén, duchas, pediluvio, etc.)
  • Almacenamiento adecuado de productos químicos
  • Presencia de socorristas convenientemente acreditados en horario de la piscina

El nivel del cloro debe de ser el adecuado para mantener la desinfección del agua pero en todo momento controlado por el perjuicio que pueda causar a los bañistas. Lo mismo ocurre con el nivel erróneo de Ph, hay que tener cuidado de no causar irritación ocular y cutánea.

El empleo de pH a un nivel más bajo de lo adecuado puede dañar el vaso por su acción corrosiva y un nivel demasiado alto puede hacer que la capacidad desinfectante del resto de  productos que empleemos en el mantenimiento de piscinas sea inferior a la deseada.

Todas las piscinas comunitarias tienen la obligación de tener a la vista de los usuarios las normas de utilización de la piscina y la Licencia Municipal de Actividad. Si la urbanización tiene más de 30 viviendas, obligatoriamente, debe disponer de un socorrista, inscrito en el Registro de la CAM y presente en todo momento en que se encuentre abierta la piscina para los usuarios.

El mantenimiento de las piscinas no sólo conlleva el perfecto estado del agua, también hay que asegurarse del estado de las escaleras que dan acceso a la piscina; que estén bien ancladas, sin aristas o imperfecciones que puedan causar algún daño a los usuarios. Hay que revisar los pasamanos, escalones, duchas, grifos y botones de accionamiento. Que el suelo de las duchas esté limpio y sin verdín para evitar posible resbalamientos.

Si estás buscando una empresa que pueda encargarse de todos estos servicios y con la mayor profesionalidad no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En Serviman Genpe contamos con un equipo totalmente cualificado que cumple con cada normativa impuesta y está al tanto de la legislación vigente. Somos líderes en el mantenimiento de piscinas en comunidades, públicas, particulares o centros de spa, tanto en la Comunidad de Madrid como alrededores. Llámanos sin ningún compromiso y te informaremos de todo.

Visto 668 veces Modificado por última vez en Jueves, 08 Septiembre 2016 07:50
Valora este artículo
(3 votos)
Más en esta categoría: Claves para diseñar un jardín »

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.